Skip to main content

Guillermo Gómez

Guillermo Gómez's Public Library

  • No batieron su propio récord de dos minutos y cinco segundos del año pasado, pero el encierro de los legendarios toros sevillanos de Miura ha sido muy rápido —2' y 20’’— y emocionantísimo; sobre todo en el tramo de Telefónica, muy cerca ya de la entrada al callejón, cuando un cabestro mastodóntico ha intentado saltar por encima de un toro castaño que se incorporaba en ese preciso instante, lo que ha provocado que el saltador perdiera el equilibrio y se diera un costalazo morrocotudo contra el suelo. Pero no quedó ahí el asunto: un mozo que estaba ya caído estuvo a punto de ser aplastado por la mole de carne y se salvó por un quite oportuno del patrón navarro.
Jul 14, 16

El líder del PP dice que tiene interés y prisa en gobernar, pero admite que no cuenta con el apoyo de nadie y que ni siquiera tiene decidido aún si se presentaría a la investidura

  • No fue tan explícito, pero sus palabras eran fácilmente interpretables. Rajoy afirmó que, ante la certeza absoluta de que no fuera a contar con suficientes apoyos como para sacar adelante su proyecto de Gobierno, “abriría un periodo de reflexión” con el resto de las fuerzas políticas. Con sus 137 diputados, asumió que le corresponde a él la principal responsabilidad de que la legislatura eche a andar, pero exige al resto que asuma también la suya. No solo para permitirle empezar a gobernar, sino para garantizar además la estabilidad necesaria para poder hacer frente a todas las exigencias procedentes de Europa a las que debe darse respuesta cuanto antes.

  • ¿Quién soy yo para juzgar a los gais?”. El punto es que el Papa nunca dijo eso. Dijo, como coda a una respuesta sobre el lobbygay en el Vaticano, “si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarla?”. Nos empeñamos en mutilar las frases para que digan lo que queremos que digan, pero buscar al Señor y tener buena voluntad implica, para un católico convencido, renunciar a la naturaleza deforme que, según la Iglesia, pulula en el alma gay. Así, lo de Francisco no es contradicción sino coherencia pura. Yo aprendí, de chica, que si uno se casa con el Che Guevara no le regala, después, una afeitadora. Por eso conviene tener muy claro quién es el sujeto del que uno se enamora. Yo sé que hay amores ciegos. También sé que hay cosas que no cambian nunca.
1 - 20 of 1833 Next › Last »
20 items/page

Diigo is about better ways to research, share and collaborate on information. Learn more »

Join Diigo